Fertilización In Vitro

La fertilización in vitro (FIV), es un tratamiento de reproducción asistida que consiste en la extracción de óvulos de la mujer, y espermatozoides del hombre y unirlos para que se lleve a cabo la fecuncundación, fuera del cuerpo de la mujer, en un laboratorio. Una vez fecundado el óvulo se coloca en una incubadora, y una vez en desarrollo el embrión , se vigila día a día hasta el tercer o quinto día de desarrollo. Entonces el embrión o los embriones se colocan en el interior del útero de la mujer por medio de una cánula, para que continué así su desarrollo y se logre el embarazo.

FIV1

INDICACIONES:

– Obstrucción de las trompas de falopio

– Endometriosis

– Fallo de la inseminación artificial

– Esterilidad por factor masculino (por ejemplo que se tenga un recuento de espermatozoides móviles menor de 3 millones).

– Esterilidad de origen desconocido.

– Fallo ovárico y disminución de la reserva ovárica (por ejemplo en mujeres de 40 años o más entre otros).

– Criopreservación de ovocitos en pacientes oncológicas (por ejemplo: antes de someterlas a un tratamiento de radioterapia)

– Preservación de la fertilidad

– En casos de ciclos para inseminación artificial en que hay hiperestimulación ovárica, se puede convertir en un ciclo de FIV.

Las tasas de éxito con la fertilización in vitro en la obstrucción de las trompas de Falopio son mayores que las de la cirugía de recanalización tubaria, y el riesgo de embarazo ectópico también es menor en FIV que con la cirugía.

La fertilización in vitro es el procedimiento de reproducción asistida con mayores tasas de embarazo que cualquier otro método, independientemente de la causa de esterilidad.

fertilizacion_in_vitro2